Verdades y mentiras sobre la Pérdida auditiva y las personas sordas

Mascletá para personas con sordera
29 octubre, 2016
Suplementos nutricionales para evitar la pérdida auditiva
29 octubre, 2016

Verdades y mentiras sobre la Pérdida auditiva y las personas sordas

Cuando hablamos sobre la pérdida auditiva, podemos encontrar toda una serie de mitos y mentiras que circulan habitualmente por Internet. A continuación, vamos a comentar algunas de las más destacadas:

La lengua de signos es universal: Esto es completamente falso ya que en cada país existe su propio idioma aplicado a la lengua de signos, de la misma manera que ocurre con el lenguaje oral. Por esta razón, si una persona conoce la lengua de signos de España, y viaja a Inglaterra sin saber la de allí, no se enterará de nada.

Las personas sordas se pueden comunicar leyendo los labios: Esto es una verdad a medias. Es cierto que muchos de ellos tienen algunas habilidades bastante desdeñables a la hora de leer los labios para poder comunicarse. Pero la realidad es que hay muchas situaciones en donde no se pueden percibir los labios de la forma correcta: por ejemplo, si la persona con la que estamos hablando no vocaliza de la forma adecuada, si habla demasiado rápido, si falta luz…

Una persona con pérdida de audición entenderá mejor si les gritamos: Aunque es cierto que habrá que utilizar un tono de voz más elevado, la verdad es que merece la pena hablar despacio, vocalizando y siempre de frente, en lugar de estar gritando.

Las personas sordas cada vez se encuentran más facilidades para evitar el aislamiento: Esto es cierto. Ahora, gracias a los subtítulos, a las señales, a la presencia de intérpretes, o al uso de las nuevas tecnologías, estas personas pueden luchar contra el sentimiento de aislamiento. Además, también existen algunas iniciativas para qué puedan sentir, por ejemplo, el ruido de las mascletás a partir de las vibraciones que producen.

¡Éstas son algunas de las verdades con las que te tienes que quedar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *